El cerrajero que me sacó del baño después de cinco horas encerrado

Siempre he odiado los lunes sin fundamento, aunque ahora ya tengo una razón para poder odiarlos a fondo. El otro día, mientras me estaba dando una ducha, empecé a experimentar una extraña sensación de que algo malo iba a poder pasar. Fue cuando intenté salir del cuarto de baño cuando me quedé con el pomo en la mano y vi que no tenía posibilidad de escapar por mis medios. Fue entonces cuando sabía lo que tenía que hacer: contratar los servicios de Cerrajero Madrid 24 horas
Mejores cerrajeros en Barcelona
Cerrajero en Zaragoza
Cerrajeros de Madrid

para que me pudieran llegar a echar una mano con mi problema.

Lo bueno: tenía el móvil a mano y estaba cargado con un 74% de batería.

Lo malo: nunca he tenido cobertura en el cuarto de baño y esa vez no iba a ser menos.

De hecho, en ese momento se marcaba la opción de sólo emergencias y consideraba que la situación no era tan extrema como para poder llamar a la policía.

En el cuarto de baño tengo una pequeña ventanita a través de la cual no podría salir pero quizá si que podría llegar a estirar lo suficiente el brazo como para pillar cobertura. Lo estuve intentando hacer durante un par de horas hasta que por fin llegó la esperada rallita. Llamé al primer número que me encontré y me dijeron que iban a tardar un par de horas en llegar a mi hogar. Al final, cuando ya habían pasado cinco horas, se personaron en mi ubicación y abrieron el cuarto de baño tal y como estaba deseando. Como os digo: el lunes no podía haber empezado de peor manera y ahora si que los odio a muerte.

Leave a Reply